Entre Ríos, Argentina - Martes, 19 Junio 2018
31-05-2018    leída: 44 veces

Sudáfrica: Una tormenta de granizo en Lowveld causa estragos
Una tormenta de granizo muy inusual golpeó las zonas del este de Nelspruit, provincia de Mpumalanga, el domingo, devastando plantaciones de cítricos, bananas y hortalizas.


Sudáfrica: Una tormenta de granizo en Lowveld causa estragos

Se ha informado de que en algunas fincas cerca de Karino se han dañado plantaciones enteras de cítricos, debido a las grandes piedras de granizo. La fruta se rompió y se desprendió de los árboles.

 El invierno está comenzando en Sudáfrica y el granizo fue acompañado de frío y truenos. Es casi imposible que caiga granizo en esta época del año, y los productores están asombrados de la fuerza y el momento, pues un evento así suele verse en verano.

 "Normalmente, vemos granizo hasta abril como muy tarde, pero en 2004 hubo granizo en Lowveld durante el mes de junio", recuerda un representante de una compañía de seguros de cosechas. "El granizo ha causado muchos daños, es impresionante visitar las fincas".

 El representante señala que los agricultores no están seguros de la cantidad de lluvia que acompañó al granizo porque los medidores de lluvia también se rompieron, pero la lluvia fue mínima.



 Algunas de las plantaciones de cítricos afectadas incluyen pomelo, Valencia Midknight y mandarinas que aún se encontraban en los árboles, como las Nadorcott. La cosecha de Navel va por la mitad, pero todas las que quedaban en los árboles de las zonas afectadas están destrozadas.

Las zonas afectadas también recibieron granizo a finales del año pasado, lo que ya hizo mella en la cosecha de cítricos de Lowveld.

 Los árboles de mango y lichi también han sido dañados por el granizo. Los daños en los aguacates se limitan a la zona de Kiepersol, por lo que la magnitud de los daños es mínima comparada con la de los cítricos.

 Parece que el granizo se extendió mucho, llegando a Malelane, Hazyview y Skukuza en el Parque Nacional Kruger. El granizo no alcanzó todas las fincas en las zonas afectadas, pero algunos visitantes del parque nacional sí que tuvieron que ser evacuados después de que sus tiendas se rompieran por la tormenta de granizo.

En Kanyamazane, cerca de Nelspruit, los techos de las casas se volaron y las ventanas de los coches se rompieron. El granizo no alcanzó la ciudad de Nelspruit, así como tampoco las fincas de cítricos en Schoemanskloof, al oeste de Nelspruit.

 


 

Seguinos en Facebook