Entre Ríos, Argentina - Sabado, 21 Julio 2018
14-03-2018    leída: 71 veces

Citricultores nuevamente preocupados por los asaltos a transportistas que salen del Mercado Central
En las últimas semanas los choferes de camiones que salen del Mercado Central de Buenos Aires con destino hacia nuestra región habrían sido el blanco de nuevos asaltos. El vicepresidente de la FeCiER habló de mafias y dijo que la respuesta del gobierno nacional ante el pedido de reforzar la seguridad es que “hasta ellos tienen miedo de pagar un costo político muy alto, porque la mayoría son punteros políticos o barras bravas”.


Citricultores nuevamente preocupados por los asaltos a transportistas que salen del Mercado Central

El vicepresidente de la Federación del Citrus de Entre Ríos, Ariel Panozzo Galmarello, se refirió a la situación que viven nuevamente los transportistas de la zona que viajan al Mercado Central de Buenos Aires: “no ha cambiado mucho, esa es la realidad. Hay temporadas en las que los muchachos (delincuentes) se alejan y luego regresan”, señaló.

En ese sentido, comentó que “en estos últimos quince días hubo varios asaltos a la salida del Mercado Central y continúa habiéndolos, lo que sucede es que tal vez no toman trascendencia”. A su vez, recordó que “no hace mucho circuló un video de un enfrentamiento entre changanires, que terminó con un muerto, y esas son peleas de poder entre cooperativas y es lo que nosotros venimos denunciando y pidiendo al gobierno nacional que interceda porque esperamos que nunca tengamos  que traer a un productor nuestro en un cofre de madera”.

Cada vez que el tema se instala en la opinión pública, la pregunta obligada es si no sería adecuado que los puesteros y productores bancaricen el dinero de las ventas, evitando que los choferes corran peligro al transportarlo hasta la región en los camiones. Al respecto, Panozzo Galmarello indicó que “en eso se está cambiando mucho. Los productores que pueden, porque no es fácil entrar en el sistema bancario, hoy están ingresando a la bancarización; y los camiones actualmente vienen con mucho menos dinero”.

“Hay que entender que lamentablemente los choferes siempre tienen que tener algo encima suyo, porque cuando te asaltan, te piden la plata y si no tenés nada, las consecuencias pueden ser más graves. La persona que te ‘vende’, ve los movimientos que tenés dentro del mercado y conoce los números que se manejan con cierta fruta, por eso es muy riesgoso no llevar dinero”, remarcó el dirigente citrícola.

Asimismo, contó que “la semana pasada asaltaron a un puestero y lo golpearon por todos lados, ya que no tenía dinero porque había depositado la recaudación de las ventas, así que realmente la pasó muy mal”.

Consultado sobre el acuerdo logrado hace un par de años para que Gendarmería efectúe controles dentro del Mercado Central, el empacador local manifestó que “al gobierno anterior se lo pedimos y la presencia de Gendarmería fue algo muy bueno, porque realmente había más seguridad y uno estaba mucho más tranquilo, pero cuando las aguas se tranquilizan, lamentablemente se reduce el control”. A ello agregó que “hoy tenemos la seguridad de la Policía de la provincia de Buenos Aires, pero no es lo que nosotros necesitamos. En un tiempo hubo presencia de la Policía Federal y también estuvo muy bien, pero es un período y se van”.

En relación a la seguridad interna, Panozzo Galmarello aseguró que “lo seguimos planteando y la respuesta del gobierno nacional es que hasta ellos tienen miedo de pagar un costo político muy alto, porque se trata de una mafia muy grande y la mayoría son punteros políticos o barras bravas”.

Luego, precisó que “lo único que ha mejorado dentro del Mercado es que arreglaron un poco las calles y están alambrando todo el perímetro, pero esto no quita que siga habiendo inseguridad, porque los delincuentes te están esperando y te atacan cuando estás saliendo del Mercado, especialmente cuando pasamos por debajo de un puente que es una boca de lobo, ya que no hay iluminación ni seguridad”.


“En el interior del Mercado, cada nave tiene su cuadrilla y tirando una monedita, te cuidan y tratan de que no te toquen para que puedas trabajar tranquilo, pero afuera estás a la buena de Dios”, recalcó el dirigente de la Asociación de Citricultores de Villa del Rosario y concluyó que “los puesteros tratan de hacer de todo; hoy están saliendo todos juntos, nadie se queda solo hasta una cierta hora y ya no hay puestos que cierren a las 5 de la tarde como antes”.


Fuente: Villa del Rosario Net

 

Seguinos en Facebook