Entre Ríos, Argentina - Viernes, 27 Abril 2018
06-01-2018    leída: 70 veces

¿Se acaba el campo frutihortícola en Mendoza?
El campo mendocino se está pudriendo y los productores avizoran el fin de las cosechas de todo lo que no sea uva para dentro de muy pocos años.


El ajo, los frutales y los olivos podrán ser un mero recuerdo de la diversidad de la producción agrícola de nuestra provincia si no se implementan medidas urgentes que refloten la competitividad mendocina en los mercados.


Es verdad que este no es un problema reciente, los productores llevan años advirtiendo que la situación se pone cada vez más difícil y eso demuestra que no tiene tanto que ver con la montaña rusa que es la economía argentina sino, principalmente, por falta de inversiones que ayuden a hacer productos mejores a menores precios.


La carga impositiva y el altísimo costo laboral, sumado a la escasez de líneas de financiamiento de fácil acceso, fueron convirtiendo a nuestro campo en fincas familiares donde la economía es prácticamente de subsistencia. Sin avance tecnológico posible, sin poder invertir en mejorar la calidad, en replantar especies, en mejorar el sistema de riego, los campos envejecen y marchitan.

 

Seguinos en Facebook