Entre Ríos, Argentina - Viernes, 27 Abril 2018
04-01-2018    leída: 74 veces

Temperaturas más leves de las esperadas para los productores de cítricos de California
Los productores de cítricos en el Valle Central de California no experimentaron las temperaturas peligrosamente bajas que se pronosticaron justo antes de Navidad. El Servicio Meteorológico Nacional advirtió que las temperaturas podrían bajar a los -7 grados en las partes del sur del Valle de San Joaquín, lo que habría perjudicado la producción de cítricos. Sin embargo, las temperaturas no llegaron a ser inferiores a -3. Además, el clima frío no se mantuvo por mucho tiempo, menguando aún más las preocupaciones de los productores.


Ventiladores para evitar las heladas

En las zonas generalmente más susceptibles a las heladas, los productores dijeron que el uso de ventiladores, junto con el riego, ayudaron a evitar las heladas potencialmente peligrosas. Los ventiladores son utilizados por muchos productores de cítricos y han demostrado ser bastante efectivos.

Schellenberg Farms es un productor de mandarinas ecológicas en Reedley. Algunos de sus cultivos están ubicados en zonas que tienden a ver temperaturas más frías que las que experimentan muchos otros productores de cítricos. "Utilizamos los ventiladores durante un par de noches cuando las temperaturas bajaron a -3 grados en algunos de nuestras fincas más frías", dijo Dieter Schellenberg. "También se empleó el riego, pues cuando se realiza junto con los ventiladores, puede elevar las temperaturas 2 o 3 grados, aumentando la capa de inversión de temperatura. Esto dio como resultado la protección de todas las plantaciones, excepto las que se encuentran a los extremos".

Evaluación de los posibles daños

Mientras los productores suspiran de alivio, la evaluación completa sigue en marcha. Según Schellenberg, la fruta a veces necesita hasta 2 semanas para mostrar signos de daños, por lo que los productores continúan inspeccionando sus cultivos, permaneciendo atentos a posibles problemas que puedan surgir. Sin embargo, hasta ahora, siguen confiando en que todo seguirá igual y la producción continuará sin interrupciones.

"Apenas hemos visto daños todavía. Hay algunas quemaduras leves en algunos árboles, pero en general el frío no ha sido tan malo como esperábamos inicialmente. Todavía estamos atentos ya que los efectos no suelen aparecer hasta una o dos semanas después. Continuaremos evaluando los cultivos durante la próxima semana. Esperamos que el clima frío no haya afectado a nuestra fruta y que la temporada continúe siendo exitosa".

Desde entonces, se han suavizado las temperaturas en la región del Valle Central, donde las temperaturas nocturnas son como las de los años 40.

 

Seguinos en Facebook