Entre Ríos, Argentina - Sabado, 16 Dic 2017
28-11-2017    leída: 17 veces

Lic. María Inés PlataTamayo
BANCO DE GERMOPLASMA DE FRUTALES IN VITRO


Un Banco de Germoplasma es un espacio seguro para proteger las especies de un país; una estrategia y una política de conservación ex situ de la biodiversidad. Las actividades de un banco de germoplasma incluyen: introducción de cultivares, micropropagación, obtención de plantas para evaluación a campo e intercambio de material con otros centros del país y del exterior.

La metodología utilizada es la micropropagación (multiplicación) in vitro (el término in vitro se refiere a células/plantas que crecen en un tubo de ensayo). Las ventajas del cultivo in vitro son: a) obtener gran cantidad de plántulas en un espacio reducido; b) mantener la sanidad de las plantas; y c) disponer de gran número de plantas idénticas o clones (fidelidad varietal). La técnica de micropropagación permite obtener a partir de una pequeña porción de tejido de la planta seleccionada, plantas idénticas (clones) a la planta original. Consiste en colocar segmentos de brotes de una planta en un recipiente de vidrio con los nutrientes necesarios (micro y macronutrientes) para su desarrollo bajo condiciones de luz y temperatura controladas.

Desde el año 1991, la EEA Concordia, aplica la micropropagación para multiplicar frutales, a saber: zarzamora (Rubus híbrido), frambuesa (Rubusidaeus), arándano (Vaccinium spp.), duraznero (Prunussp.), vid (Vitis vinífera), peral (Pyruscommunis) y manzano (Malus domestica) a partir de plantas sanas importadas de Bancos de Germoplasma internacionales o de productores locales. Las plantas micropropagadas se mantienen en una cámara de cultivo bajo condiciones controladas de luz (27.02 mol/s/m2) y temperatura (25ºC ±1) con un fotoperiodo de 16 hs. Los repiques se hacen cada 4-5 semanas dependiendo de la especie. Cuando se requiere material para plantación, las plántulas in vitro que miden aproximadamente 1.5 cm se trasplantan a un sustrato adecuado, en un sombráculo con riego por microaspersión y se cubren con plástico transparente durante 1 mes para rustificarlas.

Como resultado de esta actividad, actualmente el banco de germoplasma in vitro conserva 22 cultivares de arándano, 5 de frambuesa, 14 de zarzamora, 9 de vid, 4 de peral, 2 de manzano y 2 de duraznero en la cámara instalada en la Estación Experimental. Además, el Laboratorio de Protección Vegetal y Biotecnología de la EEA Concordia dispone de la metodología de diagnóstico DAS-ELISA para diagnosticar 7 virus de arándano, y 4 virus de zarzamoras y frambuesas.

El Laboratorio de Protección Vegetal y Biotecnología hace posible el desarrollo continuo de las actividades de provisión de material de propagación de los diferentes frutales, mediante la micropropagación de nuevos materiales y la implementación de nuevos métodos de diagnóstico de enfermedades.