Entre Ríos, Argentina - Martes, 21 Noviembre 2017
31-10-2017    leída: 18 veces

Aumentan impuestos a las gaseosas, los cigarrillos y las bebidas alcohólicas
Hay temor en las empresas de bebidas que la reforma impositiva duplique los aranceles


Aumentan impuestos a las gaseosas, los cigarrillos y las bebidas alcohólicas
La reforma impositiva que presentará el Gobierno propone subir las alícuotas que pagan las gaseosas, los cigarrillos y las bebidas alcohólicas. Todos esos productos ya pagan impuestos elevados, según las empresas de esos sectores. Además, estaría en revisión una exención que poseen los fabricantes de champán, salvados de una alícuota de 12% desde 2005 por el Poder Ejecutivo.

Las compañías de gaseosas argumentan que casi la mitad de su precio (el 49%) es carga tributaria, mientras que las tabacaleras repiten que un 79,8% del precio de los cigarrillos está compuesto por impuestos. Las firmas líderes de cerveza esgrimen que un 52,3% del importe que pagan los consumidores está compuesto de tributos. En los tres sectores machacan que “están al límite” y que “no aguantan un impuesto más, provocaría un deterioro del consumo”.

Las bebidas sin alcohol pagan diferentes niveles de impuestos Internos: es un 4% para las aguas y las que poseen más de 10% de jugo en su composición (como las de limón o las saborizadas con jugo de naranja, pera o manzana). En el caso de las gaseosas sin jugos (como cualquier variedad de Coca-Cola), la carga de impuestos internos es del 8%. Un estudio del sector indica que un 28,9% del costo de las bebidas sin alcohol es impuestos.

En las compañías de bebidas sin alcohol circula el temor que les dupliquen los aranceles: que el 4% pase a 8% y que las gaseosas suban de 8% de impuestos internos a 16% o 20%. En el Gobierno todavía estaría en estudio lo que pasaría con las aguas, pero la decisión de elevar los impuestos de las bebidas azucaradas ya está tomada. En los Estados Unidos se las llama “carbonatadas” y refieren a que poseen hidratos de carbono.

En el caso de las tabacaleras, el primer impuesto que llaman se llama Fondo de Asistencia del Tabaco (FAS)y es del 7% sobre el precio final del producto. En el marco legal, ese impuesto puede llegar a ser del 21% sobre el precio total del producto, pero el Poder Ejecutivo lo viene exceptuando y colocándole al 7%. El siguiente tributo es el FondoEspecial del Tabaco (FET). Es un porcentaje -7%- sobre el precio de venta al público menos el FASy el IVA. Una vez que ya se descontaron FAS y FET, hace su ingreso impuestos Internos. La actual administración lo llevó del 60% al 75%. La incidencia de este tributo (descontados los anteriores) es casi del 60%.

La recaudación del FAS se le queda la ANSeS, mientras que el Fondo de Tabaco se lo reparten las provincias tabacaleras. Los impuestos internos, al igual que el IVA, los recauda elEstado nacional pero son coparticipables. Una mayor carga impositiva a cigarrillos provocará quejas de las provincias tabacaleras.

Las cervezas pagan un 8,7% de impuestos internos, sobre un total de 52,3% que tributan. En el caso de los espumantes, disfrutan una exención impositiva del 12% para alentar a las economías regionales, en especial de la región cuyana. También podría haber un cambio (20% de impuestos) en vinos y espumantes. Todos están en alerta.