Entre Ríos, Argentina - Lunes, 18 Dic 2017
10-10-2017    leída: 60 veces

Florida pierde la mitad de su cultivo de naranjas
El huracán Irma ha provocado devastación a los productores de naranja de Florida, y las estimaciones sugieren que la mitad del cultivo actual se ha perdido.


Los productores están evaluando los pasos que tomar a continuación para intentar recuperar un sector ya aquejado, que combate los efectos de la enfermedad y la merma de la demanda.

Quentin Roe, de Noble Citrus, dice que el huracán ha sido el peor desastre natural que han presenciado jamás los productores de naranjas. "El huracán Irma ha sido verdaderamente devastador para los productores de naranja de Florida, y estimamos que el 50%-60% del cultivo actual se ha perdido", asegura. "Es el peor desastre natural que ha presenciado la agricultura del estado en su historia. Los volúmenes de producción han sufrido una fuerte merma, pero no conoceremos cálculos precisos hasta que el Departamento de Agricultura publique sus cifras este mes. A estas alturas, se pronostica una producción de 35.000.000-40.000.000 de cajas este año, por debajo del pronóstico original de 72.000.000".

Fase de recuperación

Una vez pasado el huracán Irma y emprendidas las labores de limpieza, los productores de naranjas evaluaron los daños y comenzaron a planificar un modo de proceder. "Al principio, se dispuso un periodo de espera de 10-14 días para dejar que los árboles se recuperaran y se adaptaran", continúa Roe. "Cuando llegó a la planta de envasado parte del producto que no se había perdido, nos dimos cuenta de que algunas frutas tenían marcas causadas por el viento. Las principales variedades afectaran fueron las tempranas como Navel Hamlin, mandarinas tempranas y pomelos tempranos. Esperemos que las variedades tardías como Valencia y las mandarinas tardías muestren menos efectos".

Los productores de naranja de Florida siguen sufriendo dificultades tras años de lucha contra la enfermedad, lo cual se ha traducido en una escasez de naranjas. Por ahora, la oferta será sumamente reducida hasta que los árboles se recuperen y comience la temporada de California. "El sector de la naranja de Florida ha recibido un duro golpe del greening de los cítricos en la última década. El huracán ha empeorado las cosas y ahora estamos viendo precios históricamente elevados. Con suerte, se reducirán cuando haya disponibilidad de variedades tardías y también cuando comience la temporada de California en noviembre/diciembre".

Las nuevas variedades dan esperanza al sector

Es difícil encontrar buenas noticias para los citricultores de Florida, pero Roe dice que se están desarrollando nuevas variedades y los productores tienen motivos para tener esperanzas de cara a un futuro próximo.

"Tenemos en funcionamiento programas de obtención y se están plantando nuevas variedades mientras hablamos", explica. "Al igual que el sector de la manzana saca nuevas variedades al mercado con regularidad, también ocurre en Florida con las nuevas variedades de mandarina. Se está trabajando en fruta que satisfaga las distintas preferencias de sabor y dulzor de los consumidores y estamos entusiasmados con avanzar llevando estas variedades al mercado. California ha estado poniendo el listón durante años, pero creemos que tenemos una ventaja debido a los menores costes de flete de Florida, al estar mucho más cercana a la costa este. La ventana de producción de Florida también comienza más pronto, por lo que, con estos factores, existen grandes motivos para el optimismo en el sector".