Entre Ríos, Argentina - Martes, 21 Noviembre 2017
13-09-2017    leída: 65 veces

Los puertos cierran y las inundaciones continúan en el interior
Entre 20-50% de pérdidas para los cítricos en Florida después de Irma
A medida que Irma, ahora clasificada como una tormenta tropical, se mueve hacia el interior a través del sur de los Estados Unidos, muchos puertos costeros han sido temporalmente cerrados. En Georgia, el Puerto de Savannah y Port Charleston en Carolina del Sur, se pararon las operaciones y se espera que se reanuden el martes.


Muchas compañías estadounidenses, con áreas de cultivo en Centro y Sudamérica, estaban preocupadas por el efecto que el cierre de los puertos podría tener en sus cultivos.

Un productor de mango, con sede en Florida y áreas de cultivo de mango en México y Brasil, dijo que aunque sus regiones en crecimiento no se vieron afectadas por Katia o el terremoto, hubo retrasos en el envío de sus productos a través del Mar Caribe desde Centro y Sudamérica, y otros retrasos podrían causar un aumento en los precios.

El mismo argumento fue compartido por un productor de plátano californiano con áreas de cultivo en México y Guatemala.

Grandes pérdidas de cítricos de Florida

Según Andrew Meadows, portavoz de la central de Lakeland de Florida Citrus Mutual, Irma causó extensos daños a través de la región de cítricos de Florida. Los cinco principales condados, Polk, Hendry, Highlands, Hardee y DeSoto se llevaron la peor parte del huracán, con vientos constantes entre 130 y 156 mph. Dependiendo de la ubicación, Meadows estima pérdidas de entre 20 y 50%.

Meadows comparte que lo que es frustrante, en primer lugar, es que se suponía que el huracán Irma iría a lo largo de la Costa Este, y después, supuestamente, se dirigiría a la Costa Oeste. El huracán terminó justo en la columna vertebral de la industria de los cítricos.

Los daños ocurrieron justo después de un favorable pronóstico para la cosecha de naranja 2017-18, estimando un aumento del 10% en la producción de este año, con 75,5 millones de cajas. Hubiera sido la primera vez en 5 años que los productores de naranja vieran un aumento en la producción. Se espera que el USDA publique sus primeras proyecciones oficiales de la cosecha de cítricos el 12 de octubre, pero es cuestionable si será posible hacer una nueva exploración, de los bosques impactados por Irma, antes de esa fecha.

La Florida representa el 56% de la producción de cítricos de los Estados Unidos, y es el estado Nº 1 para las naranjas, según el Departamento de Agricultura y Servicios al Consumidor de la Florida. El valor total de producción del estado para las naranjas en 2015 fue de 1,17 mil millones de dólares.

Los futuros negociados de zumo de naranja estuvieron un 3,5 % más bajos el lunes, después de saltar casi un 13% la semana pasada, antes de la prevista destrucción de los cultivos por la enorme tormenta. Esa fue la mejor semana de zumo de naranja desde el 16 de octubre de 2015, cuando los futuros del zumo de naranja obtuvieron más de un 16%.

Mientras tanto, se espera que el mayor productor mundial, Brasil, tenga una gran cosecha este año, proporcionando un amortiguador a lo puede haberse perdido en la Florida. La producción brasileña de naranja fresca se pronostica en 471 millones de cajas, frente a los 352 millones en 2016-2017 y el total más alto desde 2012-2013.

Otros cultivos amenazados por Irma son los tomates, judías verdes, algodón y cacahuetes.

John Hoblick, presidente de Florida Farm Bureau, compartió, que no hay muchas cosechas en temporada alta y los cultivadores, con productos en el campo, sólo intentan proteger lo que tienen colocando plásticos o usando cobertizos.

Batata en riesgo en Carolina del Norte

Los funcionarios de emergencia de Carolina del Norte, dicen que el pronóstico sigue mejorando mientras la tormenta tropical Irma se desplaza hacia el norte y el oeste, pero que los residentes seguirán sintiendo los efectos de la tormenta.

Aunque la mayoría de las advertencias están dirigidas a las áreas montañosas del estado, por las inundaciones localizadas y los posibles cortes de energía, también existe el riesgo de pequeñas inundaciones en la costa. La lluvia y vientos fuertes comenzarán en el estado el lunes por la tarde, y continuarán hasta primera hora del martes.

Un cultivador local de batata dijo el domingo que hasta ese momento sus campos no habían recibido ningún daño, pero que estaban preocupados por las grandes precipitaciones que se acercaban, pues un exceso de las mismas dañaría los cultivos.

Siendo Carolina del Norte el primer productor de batatas, representando el 59% de la producción estadounidense en 2016, los daños podrían tener un efecto enorme en un producto cada vez más popular y en alta demanda.