Entre Ríos, Argentina - Sabado, 21 Octubre 2017
21-07-2017    leída: 115 veces

Ezequiel Tisocco:”los productores tendríamos que tener mayor salida de nuestras frutas”
El productor citrícola de Villa del Rosario, Ezequiel Tisocco, habló sobre la situación de la citricultura en la localidad y la región.


Días atrás en el marco de las festividades citrícolas de esa localidad entrerriana, Campo en Acción se acercó a la Quinta Citrícola Tisocco Hermanos, una chacra de 45 hectáreas, de las cuales 40 son de cítricos y el resto es forestación, precisamente eucaliptos.

Allí dialogamos con Ezequiel Tisocco, quien nos contó que la producción de este año fue un tanto menor en su chacra y en la región en general con respecto al año pasado, siendo el clima uno de los factores que no favoreció a la producción. Inclusive este último año el promedio de lluvia está muy por arriba de la media anual, lo que implica mayores costos dado que hay que aplicar más fungicidas y por ende también más descarte en los empaques que también eleva los costos.

En referencia a los precios, Tisocco señaló que al haber menos producción este año, los precios son mejores al año anterior y celebró la apertura del mercado de brasil para los cítricos entrerrianos. No obstante, consideró: “los productores tendríamos que tener mayor salida, exportar grandes cantidades de frutas para que también se regularice el mercado interior”.

Por último el productor remarcó la preocupación que genera la amenaza del HLB, para la cual se están haciendo trabajos de prevención. “Si bien tenemos la ventaja de conocer la experiencia de Brasil para saber cómo afrontar la enfermedad, es necesario que estemos todos unidos, productores, Senasa y el Estado para trabajar en conjunto”- expresó Tisocco.

En este mismo sentido, dialogamos con el Ingeniero Agrónomo Juan Pablo Stivanello- Técnico Asesor - quien destacó el enorme potencial de producción que tiene nuestra región y que ya alcanza el 90% de la producción de mandarina a nivel país y el 70% de naranjas.

“Es una zona muy fuerte, muy dinámica. Además el productor citrícola de esta zona tiene un fuerte arraigo en el campo y eso es un valor enorme”- señaló el ingeniero.

En otra línea Stivanello señaló los obstáculos que arrastra la citricultura hace tiempo, entre ellos los precios de venta, el problema de la rentabilidad y la pérdida de mercados que están siendo ganados por países como Uruguay, Chile y Perú ya que tenemos un problema de costos muy fuertes en relación a nuestra competencia.

“Hoy el mercado nos fija un precio de venta y tenemos que adecuarnos a eso con nuestros costos y no estamos llegando a ser inferiores en relación a los precios de mercado internacional, entonces no podemos competir con otros países” ”- explicó Stivanello. En tanto que señaló que este problema involucra a todos los productores, entidades y el Estado, que deben trabajar en conjunto para ver cómo bajar los costos para poder ser más competitivos y llegar a mercados que fueron nuestros y requieren de nuestras frutas.

En cuanto consumo en el mercado interno, el profesional hizo la siguiente referencia: “hace 20 años consumíamos el doble de cítricos que lo que consumimos hoy por habitante por año, por un lado hemos dejado la cuestión de promoción y ha bajado el consumo; no obstante es imperante repensar nuevos modelos de comercialización y promoción del consumo”. También hay mucha concentración de la producción en pocos mercados por ejemplo el mercado central de Buenos Aires, mientras que hay sectores -incluso dentro de la provincia- no tienen calidad ni cantidad de cítricos en todo el año.

Otra cuestión a rever es la exportación de fruta para la industria, donde hay que mejorar la producción y rentabilidad de los jugos, según Stivanello.

Finalmente y en coincidencia con el productor citricola Ezequiel Tisocco, manifestó que preocupa el posible ingreso de HLB, por lo que es importante ser concientes de que nos tenemos que organizar y unir para pervivir que entre a la zona y en el caso de entrar tratar de mitigarlo lo mas rápido posible para que no sea un problema mayor.