Entre Ríos, Argentina - Sabado, 23 Septiembre 2017
Secciones
08-09-2017    leída: 34 veces

Entre Ríos: curso para la operación de cámaras de fumigación con bromuro de metilo y frío
Explicaron los tratamientos contra plagas cuarentenarias que afectan a las frutas.


Untitled Document
El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) realizó en la ciudad de Concordia el curso para la habilitación de directores técnicos y operadores de centros de tratamientos de plagas cuarentenarias con bromuro de metilo y frío.

La modalidad del curso fue presencial, y contempló módulos teóricos y prácticos. Los teóricos se llevaron a cabo en la sede de la Asociación de Ingenieros Agrónomos del Nordeste de Entre Ríos (AIANER), mientras que las instancias prácticas se desarrollaron en la firma Blueberries SA. Los asistentes realizaron un examen final integrador.

El curso lo dictaron, por el Senasa, el coordinador del Sistema Único de Fiscalización Permanente (SUFP) de la Dirección de Sanidad Vegetal, Ariel Splenser Ariel; por la Dirección de Certificación Fitosanitaria, Alejandro Millán; y por la Coordinación de Protección Vegetal del Centro Regional Entre Ríos, Edgardo Vallejos y la entomóloga, Norma Vaccaro.

Los temas abordados fueron: Biología e identificación de diferentes plagas, como mosca de los frutos, Lobesia botrana y Brevipalpus chilensis; Especificaciones de una cámara de fumigación, los sistemas de circulación de aire, de inyección, de toma de muestras, además de las consideraciones sobre temperatura y dosis.

También se dieron fundamentos de cuarentena vegetal, la normativa vigente, principios de la fumigación, propiedades del bromuro de metilo, su aplicación y manejo, además de las normas de seguridad, almacenamiento y manipulación.

El de bromuro de metilo es uno de los tratamientos cuarentenarios reconocidos internacionalmente -y por el Senasa- para la exportación de frutas frescas. El producto es aplicado en ciertas dosis a la fruta empacada o a granel, por un tiempo y a una temperatura determinada, fijada por la Resolución Senasa N° 472/2014.