Entre Ríos, Argentina - Sabado, 23 Septiembre 2017
Secciones
24-08-2017    leída: 43 veces

España: Escasez de cítricos adelanta compras y eleva precios hasta un 17%
La disminución en la próxima cosecha de mandarinas y naranjas ya registra sus primeras consecuencias en el campo de la Comunidad Valenciana. El descenso se espera que sea de un 27%, respecto a la temporada pasada. Esto según la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja).


Ante la necesidad de garantizar un suministro con suficiente antelación, operadores comerciales están mostrando un interés, superior al habitual para estas fechas, por cerrar operaciones de compraventa con los citricultores. Esta acción se traduce en un adelanto de las compras, sobre todo de variedades tardías de naranjas, y en un aumento generalizado de los precios que llega a ser del 17%, en algunos casos. Así lo expresó un comunicado de la asociación Valenciana.

Según el análisis de AVA-Asaja, las cotizaciones se han incrementado respecto al mismo periodo del año pasado en las dos variedades con más implantación en la citricultura valenciana: Navelina (+17,5%) y Clemenules (+10,7%). A su vez, hay encarecimientos globales en otras variedades como la Okitsu (+14%), Owari (+10,2%), Marisol (+8,8%) y Loretina-Mioro (+6%).

Entre las variedades, cuyas compras algunos comercios se han visto en la necesidad de adelantar con el fin de asegurar un volumen que pueda servir a la distribución europea, se encuentran la Navel, Navel Lane Late y Clemenvilla.

Cristóbal Aguado, presidente de AVA-ASAJA, afirmó que “la ley de la oferta y la demanda debería regir en todo mercado que se precie de ser competitivo, eficiente y equilibrado. En este sentido, es lógico que si se prevé menor producción la campaña haya empezado animada y con un alza de los precios en campo. Pero, aunque las cotizaciones acaben siendo superiores, en muchos casos no van a compensar el descenso general de ingresos que sufrirán los productores valencianos a causa de esta disminución de la cosecha”.

Aguado lamenta que “a estas alturas haya operadores comerciales que renunciaron a defender un precio justo en el mercado”.

En cuanto a los propios agricultores, el dirigente agrario hace un llamado para que actúen con calma a la hora de vender la fruta.