Entre Ríos, Argentina - Domingo, 24 Septiembre 2017
Secciones
13-07-2017    leída: 47 veces

Monitoreos intensivos para prevenir el HLB en Formosa
Agentes del Senasa, el INTA, los ministerios de la Producción de Formosa y Corrientes y Afinoa trabajaron en las zonas que están dentro del Plan de Contingencia.


Untitled Document
En el marco del Programa Nacional de Prevención del Huanglongbing (HLB), del 4 al 7 de julio pasado, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) realizó monitoreos intensivos en la zona que se encuentra dentro del Plan de Contingencia –considerada de alto riesgo sanitario– en Formosa Capital y en la localidad de Laguna Naineck.

Con el Plan de Contingencia en la zona se intensifican las acciones de monitoreo, lo que incluye la inspección ocular de cítricos y mirtos, y la toma de muestras en caso de observarse sintomatología sospechosa respecto a la enfermedad.

Para el operativo fueron conformados 6 equipos de trabajo integrados por agentes del Senasa, de las estaciones experimentales Agropecuaria El Colorado, del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y Agroindustrial Obispo Colombres (EEAOC) de Tucumán, los ministerios de la Producción de Formosa y Corrientes, y la Asociación Fitosanitaria del Noroeste Argentino (Afinoa).

El Senasa recuerda a los productores y a los habitantes de la región la importancia de monitorear regularmente las plantaciones cítricas propias y vecinas, y en caso de detectar sintomatología sospechosa respecto al HLB, que se contacten de inmediato con su oficina más próxima para que los técnicos tomen las muestras correspondientes. Las vías de contacto son: 0800-999-2386 (teléfono), alertahlb@senasa.gob.ar (correo electrónico) y la nueva aplicación para Android “Alertas Senasa”, disponible en Play Store.

Prevención

El HLB es la plaga más destructiva de los cítricos a nivel mundial, que hasta el momento no tiene cura. Por lo tanto, resulta de suma importancia evitar la introducción de la plaga cumpliendo con la normativa vigente que establece: no ingresar material vegetal al país sin autorización del Senasa; solamente adquirir plantas certificadas oficialmente; no trasladar material de propagación cítrico y fruta fresca sin previa autorización del Senasa; y comunicar al Organismo la sospecha de presencia de HLB.